Si va a visitar Taquarinhas no olvide las sillas, la sombrilla y un isopor con comida y bebida. El mar es fuerte y la playa no tiene salvavidas o cualquier otro tipo de infraestructura. El lugar todavía es preservado y se pide a los turistas no dejar basura o perjudicar la vegetación nativa.

Share This